Contacto

Mercromina Campaña publicitaria

El niño que jugaba a ser un superhéroe

Pantalones cortos de enero a diciembre, pan con chocolate para merendar (o bollitos con su cromo de David el Gnomo y su buena dosis de aceite de palma), rebobinar los casetes con un boli Bic… son cosas de otra época que a la mayoría nos dibuja una franca sonrisa nostálgica en la cara.

Para la campaña publicitaria de Mercromina de Lainco pensamos en evocar una infancia cercana a la que vivimos los que hoy somos padres o tenemos la edad para serlo. Quisimos llegar a ellos con el mensaje "si tienes Mercromina a mano, tus retoños pueden tener aventuras como las que tú tenías de pequeño". Aventuras que dejaban dos tipos de marcas: una marca imborrable en el recuerdo, y unas marcas en las rodillas que se curaban con Mercromina.

Dicen que el tiempo lo cura todo, pero claro, a corto plazo hay que poner Mercromina…

¿Te gusta lo que ves?

Si crees que podemos ayudarte en un proyecto similar, déjanos tus datos y enseguida nos pondremos en contacto contigo. Nos encantará saber en qué estas trabajando.